El Teatro Español de Madrid

El Teatro Español fue originalmente un corral medieval (un patio interior) donde se realizaron pequeños espectáculos y se presentaron obras teatrales, que se convirtieron en grandes clásicos de la literatura española. Ya existían actuaciones en el Teatro Español a mediados del siglo XVI, exactamente donde hoy se encuentra en el Barrio de las Letras.

Tras numerosas transformaciones, en 1802 un gran fuego dejó sólo la fachada en pie. Entonces se decidió reconstruirla, encomendando la tarea a Juan de Villanueva. Bajo la dictadura de Primo de Rivera, en la década de 1920, Paul Aranda mejoró significativamente el mármol y modernizó el equipamiento técnico del teatro.

En 1933, con la Segunda República, el Teatro Español se convirtió en Teatro Nacional, como parte de un amplio programa de reformas socioculturales. La llegada de la democracia coincide con otro incendio en el teatro. Una vez más rehabilitada, en 1980 pasó a ser propiedad del municipio de Madrid, su propietario histórico. El edificio adyacente -una tercera parte de la superficie total del teatro de hoy en día- fue anexado a él, utilizado para una amplia variedad de aplicaciones. La última gran restauración del Teatro Español -la decimocuarta- data de 1995.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *