Chiclayo fue mi primera ciudad peruana

Chiclayo fue mi primera ciudad peruana y ciertamente no será mi favorita. Te diré por qué. Mientras tanto te recomiendo estos hostales: Hostales en Chiclayo.

Elegí Chiclayo al azar

Vine de Cuenca en Ecuador justo antes. Una hermosa y agradable ciudad para visitar. Realmente no sabía dónde comenzar mi aventura en Perú. Primero pensé en Trujillo pero finalmente fue Chiclayo. Tengo que decir que hay una gran parte de la improvisación en mi viaje. En el caso de Perú no sé realmente dónde voy a poner el pie, excepto por unos pocos inevitables como Lima, Cusco, la antigua capital incaica y el famoso Machu Pichu Pichu.

Así que me iba de Cuenca para ir a Chiclayo. 12 horas de autobús con una llamada de despertador a las 2 de la mañana para cruzar la frontera. No era muy fresco. Había estado bebiendo muchas cervezas con la gente que conocí ese día. Les dije que era mi cumpleaños cuatro días después, así que tuvimos que celebrarlo. Y 5 minutos antes de que perdiera mi autobús que estaba a las 10pm!!

Chiclayo: Mi primera parada en PerúLlegué a Chiclayo alrededor de las 10am del día siguiente. Había visto un hotel en la Avenida Aguirre en el sitio Voyageforum. Así que fui en busca de este hotel sin ninguna certeza sobre su existencia en 2015. Finalmente lo encontré exactamente como se muestra en el foro. 25 soles por habitación con baño privado. Me llevo dos noches. Me golpearon y sólo quería descansar después de una buena ducha.

Al final del día me da hambre

En la calle oigo el incesante sonido de los cuernos. Pensé que los automovilistas ya estaban tocando la bocina en Colombia y Ecuador, ¡pero Perú es incomparable!

Chiclayo: Mi primera parada en PerúSalí de mi hotel y algo me llamó la atención. Las banderas peruanas son omnipresentes. Es una locura, pero hay muchos por todas partes. Me dije a mí mismo que debía ser un pueblo muy orgulloso de llevar la bandera por todas partes. Hay más patriotismo aquí que en los Estados Unidos. Una vez más, encontré a los ecuatorianos bastante orgullosos de su país. Los argentinos también. De hecho, todos los países que he visitado lo son, pero tengo la sensación de que el Perú lo será aún más.

Para este primer día en Perú salí a comer un poco en un pequeño restaurante. Por 9 soles (2,7€) tenía derecho a un puré de quinoa, un bisteck a lo pobre (bisteck con huevo frito, frito, arroz, un trozo de chorizo y media banana a la plancha) sin olvidarme de un vaso de soda. Es real, ¿verdad?

Chiclayo: Mi primera parada en Perú

El día siguiente fue mejor que el anterior. Había un gran sol y hace calor en Chiclayo. Salí a dar un paseo y tomé algunas fotos. Pero hay que decir que no hay mucho de Chiclayo: Mi primera parada en Perouchose para ver en esta ciudad aparte de dos museos y las pirámides de Túcume a 45 minutos del centro de Chiclayo. Pensé que iría a verlos, pero después de la reflexión y algunas investigaciones en Internet ya no me interesaba mucho. Hoy en día con la erosión estas “pirámides” se parecen más a grandes montones de tierra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *